miércoles, 26 de septiembre de 2012

(Pasa a) la Historia


Una de las historias que empieza por el punto final.
Sin obligación de tener que ser por obligación, pero simplemente lo hace. Por las circunstancias, por un mal deseo ajeno, o por el mero hecho de que ha de ser así.

El desenlace de una película mala danesa.
Sin entender nada, sin poder discutir un argumento, sin un buen o mal sabor de boca. El limbo de todos los finales antes escritos. El triunfo de un pobre y excéntrico director.

¿El desarrollo?
Muchos posibles. Ninguno importa. Como en la mayoría de comedias románticas americanas; malentendidos, mal meteduras malintencionadas, y una carencia de interés por la aclaración post-conflicto. (Siempre habría que plantearse la existencia de éste si bien nos agarramos al clásico "dos no discuten si uno no quiere"). En cualquiera de los casos, un paupérrimo propósito de sucesos con final deleznable. 

Comienzo. la Historia.
El mejor comienzo jamás escrito, filmado e imaginado. Eso sí, al margen de personajes secundarios mal introducidos a lo largo del desarrollo. Un comienzo bípedo brillante e inigualable. Olvidando banales flechas o distancias mal puestas. La fuerza personificada en dos. Algo único y sagrado. Aparentemente inquebrantable.


.

"Una mujer siempre debería recordar que no necesita a nadie que no la necesite a ella".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.